VETERANO DE MALVINAS MATÓ A TIROS A DOS DELINCUENTES QUE INTENTARON ASALTARLO

Un veterano de Malvinas quedó preso tras matar a tiros a una pareja que habría intentado robarle.

 

El exmilitar de 60 años dio su testimonio y dijo que los delincuentes, una mujer y un hombre, lo habrían seguido hasta su casa, en donde logró refugiarse antes de tomar su arma y salir para dispararles. Los jóvenes tenían antecedentes. Los fallecidos fueron identificados como Priscila Sofía Trigo, de 28 años, y Nicolás Gabriel Villalba, de 21.

 

 

 

Villalba, confirmaron fuentes judiciales, tenía un impacto en la axila y Trigo en la mano derecha, la pierna izquierda y en el pecho, y según Télam ambos tenían antecedentes penales. Sobre el joven pesaban antecedentes por robo calificado por el uso de arma agravado por la participación de un menor, y había sido liberado en diciembre del año pasado.

Por su parte, Trigo tenía pedido de captura por el delito de “robo calificado por el uso de armas y robo agravado por tratarse de vehículo dejado en la vía pública”. Un exmilitar de 60 años que combatió en la guerra de Malvinas se enfrentó y mató a una pareja de delincuentes que habría intentado robarle cuando llegaba en su camioneta a su casa, en la localidad bonaerense de Moreno.

Según el testimonio de Claudio, a las dos de la mañana del martes salió de su casa en su Toyota Hilux para ir a ver a su hijo, que vive a unas pocas cuadras y se encontraba muy descompuesto.El hombre contó que habían decidido llevarlo de urgencia a un hospital, pero que antes tenía que volver a buscar a su esposa para que ella se quedara cuidando a sus nietos.

En el camino, según pudieron reconstruir, una camioneta Renault Kangoo empezó a seguirlo, hasta que el hombre logró evadirlos y refugiarse en su casa, en donde según la información habría procedido a buscar su arma. Al salir nuevamente a la calle, el exmilitar vio a una pareja a bordo de la camioneta utilitaria color bordó y allí se produjeron los disparos.

Si bien aún no se han encontrado vainas ni armas que probaran que hubo un enfrentamiento en el lugar, lo cierto es que el veterano disparó su pistola Browning calibre 9 milímetros contra el vehículo en el que se encontraban la mujer y el hombre.

Los presuntos ladrones escaparon hasta que el conductor se desvaneció y chocó contra un portón en Camilli y Nicaragua, a pocas cuadras del lugar en el que se produjeron los disparos. Fue a través de dos llamados al 911, uno de una vecina del jubilado y otro del propietario de la casa contra la que impactó el auto, que los investigadores llegaron al lugar y conectaron los hechos hasta dar con Claudio.

Los efectivos corroboraron que el vehículo en el que se movilizaban los dos ladrones tenía un pedido de secuestro, una chapa patente que no le correspondía y llevaba un impacto de bala en la parte trasera y vidrios estallados en la ventanilla izquierda.

La investigación del hecho está en manos de la fiscal Luisa Pontecorvo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°3 de Moreno, que dispuso el arresto preventivo del militar retirado en el marco de la causa caratulada como “doble homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.

El hombre declarará este jueves para dar su versión de los hechos, y mientras tanto la Policía busca imágenes en cámaras de seguridad públicas y privadas para intentar establecer qué ocurrió cuando empezaron los disparos.

Aunque no se hallaron casquillos ni elementos que sugieran que haya existido alguna amenaza que justificara los disparos del veterano, los investigadores sospechan que el hecho podría estar enmarcado en un intento de robo y un exceso en la legítima defensa. El único testimonio que hasta el momento corrobora la historia es de la esposa del veterano, que presenció la escena.

FUENTE Y FOTOS: Rosario 3

A %d blogueros les gusta esto: