Según reflejaron en un parte oficial, los agentes acudían al evento que tendría lugar en la zona de calle 47, entre 18 y 20 del barrio mencionado, cuando fueron “sorprendidos” por un grupo de 15 personas que les habrían arrojado “trozos de ladrillos y proyectiles con gomeras”.

En su relato, los policías indicaron que los agresores se habrían escondido entre “los altos pastizales de terrenos baldíos”, y que al descender del patrullero, estos “se dieron a la fuga en distintas direcciones hacia el barrio 100 Viviendas”.

Finalmente aseguran que no hubo personas lesionadas, sin embargo, registraron daños en la zona derecha del móvil policial y en la parte del parabrisas.