Así, mencionó que en el corazón de El Impenetrable “hoy es un día de emoción”. “Con el respeto que me merecen las otras parcialidades políticas, hoy es un día peronista. Este sol resplandeciente ilumina esta obra por la que lucharon todos los habitantes de Misión Nueva Pompeya y los parajes rurales que pugnaron por esta obra histórica”, reflexionó el mandatario provincial.

Sin embargo, aseguró que el proyecto no se acaba acá, ya que “estamos con el proceso de no objeción tras la nueva adjudicación para llegar a Fuerte esperanza con la red domiciliarias de Wichi, El Sauzal y Fuerte Esperanza”. “Muchas gracias Presidente, muchas gracias ministros. Esto es una verdadera reparación histórica, con obras e inclusión social.  Esto se repara con acciones y obras de esta naturaleza que implica poner a nuestro impenetrable de pie y con dignidad”, concluyó Capitanich.