EL RECTOR GERMAN OESTMANN FUE DESIGNADO COMO ASESOR EN EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA DE LA NACIÓN

Según la resolución N 566/2021, el Presidente del Consejo de la Magistratura de la Nación, Dr. Diego Molea, designó como asesor ad-honorem de la vocalía presidencial al Dr. Germán Oestmann.

Facultado por la Resolución 31/99 del Plenario del Consejo de la Magistratura de la Nación, el Presidente en ejercicio de sus funciones, puede designar hasta tres asesores en su vocalía a su cargo, identificando en el elegido o la elegida una ferviente tendencia a formación académica y técnica para el cargo a desempeñar.

De esta manera, el Presidente electo el 18 de febrero del corriente, designa a Germán Oestmann como asesor de su vocalía presidencial para llevar adelante la gestión del cuerpo colegiado, y garantizar la efectividad en el desempeño de sus funciones.

Sin lugar a duda la región nordeste del país tiene un representante más que importante en uno de los órganos más importantes de la Justicia de la Nación, permitiendo una apertura trascendental a la federalización del la República.

Cabe destacar que el Consejo de la Magistratura de la Nación desempeña importantes funciones en la designación, supervisión y remoción de los jueces nacionales y federales, así como también ocupa el rol trascendental de la administración del Poder Judicial. Por lo que la tarea de Oestmann resulta fundamental para colaborar y asesorar en lo mencionado al cargo del Presidente en Ejercicio.

Consejo de la magistratura, breve reseña de sus funciones

El Consejo de la Magistratura de la República Argentina es un órgano constitucional multisectorial encargado de confeccionar los temas de carácter vinculante de los candidatos para los tribunales inferiores del Poder Judicial, para que luego sean designados por el Presidente de la Nación en acuerdo con el Senado.
El Consejo de la Magistratura tiene a su cargo también la administración del poder judicial, el control de la actividad de los jueces y la imposición de sanciones. En caso de causas graves es el organismo que abre el juicio político para resolver sobre la destitución de los jueces ante el Jurado de Enjuiciamiento, ante el cual el Consejo de la Magistratura actúa como acusador. El Consejo de la Magistratura administra el Poder Judicial de todas las instancias excepto la Corte Suprema. Tiene a su cargo cinco funciones, entre ellas seleccionar mediante concurso público de los magistrados (excepto los de la Corte) y removerlos por las causales contempladas por la ley.
El Consejo de la Magistratura desempeña importantes funciones en la designación, supervisión y remoción de los jueces nacionales y federales. Además, es el organismo encargado de administrar el Poder Judicial.
Designación de los jueces: en la designación de los jueces el Consejo desarrolla dos tareas.
Supervisión de los jueces: supervisa la tarea de los jueces, y eventualmente les impone sanciones. Todos los miembros del Consejo están bajo el poder de los jueces
Remoción de los jueces: en caso de que existan causas graves que pudieran justificar la remoción de un juez, el Consejo es el organismo encargado de dar inicio al juicio político, disponiendo la apertura del mismo y convocando al Jurado de Enjuiciamiento que decidirá la situación del juez. En el juicio político, el Consejo actúa como parte acusadora.
Administración del Poder Judicial: como organismo encargado de la administración del Poder Judicial, el Consejo debe ejecutar el presupuesto anual.

 

Actividad conjunta previa

El Dr. Germán Oestmann, mantuvo múltiples reuniones en los últimos meses con el Dr.Diego Molea, en su cargo de Rector de la UNCAus, para coordinar acciones en conjunto entre la Casa de Altos Estudios y el Honorable Consejo de la Magistratura de la Nación a efectos de compatibilizar e integrar las herramientas judiciales a la formación técnico-académica del sistema universitario federal.

Garantizar el pleno ejercicio de la formación de los agentes del sistema de justicia de la Nación, ofreciendo alternativas de capacitaciones integrales, para profesionales como para actores, resulta indefectiblemente necesario para la administración efectiva en el acceso de la Justicia.

A %d blogueros les gusta esto: